Publicado: 23 de Septiembre de 2020

La única cosa, el único lugar, que puede decirte lo que es justo o no, lo que es verdad o no, lo que es bueno o malo, es tu cuerpo, tu relación con tu interioridad...

La sensación corporal nunca te engañará, nunca te mentirá, nunca te manipulará...

Tu cuerpo y la sensación que tienes de él te permite, si lo escuchas, conocer la verdad sobre lo que es justo, lo que es bueno, lo que es adecuado para ti, lo que optimiza tu vida en vez de dañarla.

Tu cuerpo te dirá si estás enfermo por síntomas desagradables. Te dirá si respira un aire de calidad o viciado por los síntomas que desencadenará o no. Te dirá que es hora de descansar con su cansancio. Te dirá si necesita ser alimentado por el hambre que provocará. Te dirá si la persona que te habla es sincera, honesta, íntegra o no por el estado de tensión, de comodidad o de incomodidad que emitirá...

El cuerpo nos habla y nunca miente. No nos habla con palabras, del pasado y del futuro, o de lo virtual como lo hace la mente: Nos hace vivir experiencias concretas para vivirlas en el presente de la materia...

¿Pero cómo podemos distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo para nosotros?

Es muy simple: lo que va en el sentido de la vida es AGRADABLE y lo que es nocivo es DESAGRADABLE.

Aprendiendo a escuchar y luego a apoyar nuestras decisiones en lo que nos dice nuestro cuerpo estamos seguros de atravesar la vida en las mejores condiciones, tomar las mejores decisiones y mantener nuestra integridad física, psicológica y espiritual...

Creo que es hora de volver con lo esencial y de volver a poner nuestra mente en su lugar correcto... porque a fuerza de dejar que la mente tome el mando perdemos totalmente de vista las bases fundamentales de la vida misma.

Y eso es lo que muchos viven hoy... perdidos en una información exterior abundante y contradictoria van perdiendo el contacto con ellos mismos y sus necesidades vitales, el sentido común, la razón, la estabilidad, la salud, la vida...

VUELVE A ESTAR CONCIENTE DE TU CUERPO A TRAVÉS DE LA TERAPIA MANUAL. Agenda tu sesión conmigo hoy!